Revista Reicaz | Los Sitios de Zaragoza. La ruta del Arrabal.
23020
page-template-default,page,page-id-23020,page-child,parent-pageid-22975,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Los Sitios de Zaragoza. La ruta del Arrabal.

Sagrario Valero

Este año comenzaron las actividades programadas por nuestro Colegio con motivo de la festividad de San Ivo, el sábado día 19 de mayo, con una visita cultural, por el Barrio del Arrabal, como uno de los principales escenarios de “Los Sitios de Zaragoza”.

Fotografía: Emiliano Berges Gracia. Abogado.

Tuvimos la suerte de contar con la dirección y guía de Gonzalo Aguado Aguarón, Presidente de la Asociación Cultural Los Sitios de Zaragoza, colaborador habitual con nuestro Colegio, dada su vinculación familiar con el mismo, al ser hijo y hermano de abogados, y ardiente defensor de nuestra historia local.

La visita comenzó cruzando el Puente de Piedra hacia lo que fue el Convento de San Lázaro (hoy unas ruinas recuperadas bajo un pequeño pabellón construido con motivo de las obras de recuperación de las orillas del río Ebro para el Expo 2008), antiguo hospital de leprosos, a cargo de frailes mercedarios. Y la Iglesia de Altabás (hoy desaparecida), cuya destrucción por las baterías y artillería francesas, supuso la rendición de la ciudad de Zaragoza, tras sesenta día de asedio.

Con motivo del Bicentenario de la Liberación de Zaragoza (1813-2013), se inauguró el día 8 de julio de 2013, en la calle Sixto Celorrio, junto al Puente de Piedra, un peirón conmemorativo de la voladura del Puente de Piedra y la caída del primitivo Templo de Altabás.

Continuó la visita por la calle Sobrarbe para finalizar en la Plaza de la Mesa, (por la mesa de contratación de jornaleros para las tareas agrícolas) y el callejón de Mariano Lucas, lugarteniente de Jorge Ibort y su sucesor al mando del pueblo armado. Este último, era un anciano labrador, conocido como Tío Jorge, quien se distinguió por su bravura durante el Primer Sitio.

Fotografía: Emiliano Berges Gracia. Abogado.

Además, nuestra visita coincidió con las Fiestas del Barrio del Arrabal en honor a San Gregorio, por lo que pudimos disfrutar de las actividades típicas de las mismas, apreciando la singularidad y orgullo de los vecinos de este barrio, como defensores de nuestras tradiciones.

Finalizó la visita cruzando de nuevo el Puente de Piedra hacía la Basílica del Pilar, haciendo una parada en el centro del mismo, donde se encuentra una cruz, colocada en 1908, que recuerda a dos sacerdotes el reverendo padre Basilio Boggiero y el presbítero Santiago Sas, quienes eran considerados como impulsores de la defensa de la ciudad, como asesores del General Palafox, asesinados por los franceses, tras la capitulación, cuyos cadáveres fueron tirados al rio Ebro.

Sin duda, una visita muy ilustrativa que no solo nos recuerda nuestra propia historia, sino que  enseña a caminar por las calles de esta Ciudad con otra visión capaz de apreciar el porqué de esos viejos muros.

Muchas gracias Gonzalo. Te esperamos para continuar con las otras rutas de Los Sitios de Zaragoza.